Playa del Inglés

Enclave turístico por excelencia, la Playa del Inglés se ha convertido en una de las referencias ineludibles para el binomio sol y playa a nivel internacional. Está situado al este del triángulo medioambiental que se completa con la Playa de Maspalomas, al sur, y las Dunas de Maspalomas, abrazándolas desde noroeste.

El nacimiento del turismo en Gran Canaria ha llegado de la mano del desarrollo industrial del sol y playa en España a partir de la década de los sesenta. La Playa del Inglés ha mantenido el liderazgo de calidad desde sus inicios gracias a una labor de coordinación entre las administraciones públicas y los empresarios grancanarios.

Los casi tres kilómetros de longitud que posee la Playa del Inglés están inundados por una fina arena amarilla que al entrar en contacto con el agua del mar cambia a un color grisáceo oscuro. Es cómoda de limpiar al concluir la jornada de descanso y al absorber el calor del Sol posee unas cualidades terapéuticas que permiten recuperar el tono muscular al entrar en contacto directo o a través de una prenda de playa (toalla, pareo, etc.). Su amplia costa permite realizar largos paseos románticos incluso con la marea alta.

El agua contiene una alta concentración de sales con propiedades saludables para el cuerpo humano que, acompañada en algunos periodos del año por distintas variedades de algas, ofrece una combinación excelente para el cuidado de la piel. El líquido elemento posee una alta calidad gracias a su limpieza y salinidad, recomendada por los médicos para recuperar la ligereza de las vías respiratorias superiores.

La forma de la costa permite que las corrientes marinas cercanas a la playa no tengan intensidad, el oleaje es vivo y lo suficientemente activo para completar el ciclo de limpieza de la costa, además de permitir disfrutar del ejercicio físico y del juego. En este sentido, debemos mantener atención a las advertencias de los servicios de seguridad para conocer el estado del mar en cada jornada.

 

La Agencia Estatal de Meteorología, encargada de las mediciones climáticas en España, destaca las bondades de la Isla con una temperatura media máxima de 27,1 grados centígrados entre los meses de agosto y septiembre en las zonas costeras, mientras que las temperaturas medias mínimas se sitúan en enero con 14,7 grados centígrados. En cuanto al dato que proporciona el número medio anual de horas de sol se sitúa en las 2.805 horas, siendo el mes de julio el que más horas de sol tiene con 304 horas.

La Playa del Inglés posee uno de los distintivos de calidad más importantes del mundo, la Bandera Azul. Es el símbolo que garantiza el cumplimiento de estrictas prescripciones de calidad como la accesibilidad para personas con discapacidad, puntos de suministro de agua potable, los servicios de atención a los turistas, limpieza o calidad del agua.

La Bandera Azul ondea en las mejores playas de treinta países de Europa, África y América y es concedida por la Fundación Europea de Educación Ambiental. Este símbolo se revisa anualmente y exige la inmediata retirada en el caso de que se incumpla cualquiera de los requisitos que dieron lugar a su obtención. La Playa del Inglés ha vuelto a ondear esta bandera en el año 2012.

 

Volver de Playa del Inglés a Playas de Gran Canaria

Volver de Playa del Inglés a Inicio

Leave a comment