Playa de Meloneras

Situada al sur de la isla de Gran Canaria y dentro del término municipal de San Bartolomé de Tirajana, la Playa de Meloneras es otro de esos enclaves paisajísticos de gran calidad que ofrece al turista y al usuario habitual un rincón inolvidable. Sus accesos por carretera son sencillos, los coches se pueden aparcar a pocos metros del comienzo de la playa y la zona dispone de paradas de autobuses y de taxis que proporcionan una accesibilidad alta.

Se encuentra rodeada por los más exquisitos centros hoteleros de Gran Canaria, característica que le imprime mayor estatus y valoración por parte de los turistas que la visitan. Al oeste nos encontramos con el incomparable muelle deportivo de Pasito Blanco, lugar de encuentro de los amantes de la navegación a vela y a motor, y que no podemos olvidar que también posee el premio de Bandera Azul. Al noroeste podemos relajarnos con una jornada deportiva en las instalaciones del Meloneras Golf. Y para los amantes del deporte más exigente, tenemos los más de mil ochocientos metros de longitud del paseo marítimo que une la Playa de Meloneras con el Faro de Maspalomas al este.

La inmensa cantidad de servicios que ofrece este lugar paradisíaco queda destacada por la Bandera Azul, un galardón que sitúa a la Playa de Meloneras entre las mejores de la Isla. Servicios entre los que podemos encontrar una variada oferta gastronómica en el paseo marítimo y al pie de la playa con multitud de sabores que nos transportan a paraísos lejanos. Lugar idóneo para las familias con hijos, tanto por su belleza como por su seguridad. Y para los más románticos, los paseos por su avenida marítima y las magníficas puestas de sol convierten a este lugar en algo único.

Como todas las once playas y dos puertos deportivos que poseen el galardón de la Bandera Azul, la Playa de Meloneras dispone de una amplia variedad de servicios de atención al usuario como puede ser el alquiler de hamacas y sombrillas para protegernos del sol, duchas de agua dulce para concluir una jornada de descanso de manera fresca y cuatro rampas de acceso a la playa que pueden ser usados por las personas con movilidad reducida.

Los algo más de trescientos metros de longitud de la Playa de Meloneras ofrecen un espectáculo inolvidable para el turista. La arena posee un color rubio oscuro típico del suroeste de la isla de Gran Canaria, característica especial que proporciona un uso terapéutico. Su temperatura suele ser aprovechada para darse baños de arena caliente que ayudan a tonificar el cuerpo, seguido de un chapuzón en unas aguas refrescantes y rejuvenecedoras. A pesar de estar al abrigo de las corrientes procedentes del norte, la Playa de Meloneras puede tener rachas de corriente intensa por lo que se debe prestar atención a las recomendaciones de los servicios de auxilio que informarán en todo momento del estado del mar.

Volver de Playa de Meloneras a Playas de Gran Canaria

Volver de Playa de Meloneras a Inicio

Leave a comment